miércoles, agosto 10, 2022

Desabastecimiento en los supermercados: estos son los productos que empiezan a escasear

La guerra, los altos precios de los combustibles, la huelga del transporte y la inacción del Gobierno de España han provocado el desabastecimiento de algunos productos

La guerra que vive Ucrania y las pocas ayudas que ofrece el Gobierno de España ante esta «crisis» de suministros han provocado el desabastecimiento de algunos productos en los supermercados. A estos problemas también se añade la huelga de transportistas.

Los pequeños transportistas se han visto ahogados durante estos meses por la subida de los precios de los combustibles, además, también piden mejoras en su actividad profesional, tanto para empresarios como para asalariados, unos problemas que, aseguran, llevan arrastrando desde hace mucho tiempo.

Estos sucesos han provocado consecuencias negativas en los bolsillos de los consumidores y en el abastecimiento de productos básicos.

Las empresas productoras están sufriendo desabastecimientos por el paro del transporte en España y, en consecuencia, estos alimentos no llegan a los supermercados, provocando así la falta de algunos artículos para su venta.

Hasta ahora, empresas dedicadas a la producción alimenticia como Danone, Heineken o Puleva, entre otras, han advertido que en las próximas horas podrían llegar a interrumpir la distribución de lácteos, agua y cerveza. Pero ¿hay más productos que se han visto afectados por la guerra y el paro del transporte en España?

Los productos que ya escasean en los supermercados

Aceite de girasol

El primer producto que empezó a faltar en las tiendas fue el aceite de girasol. Nada más conocerse la noticia de la falta de este aceite en los supermercados, pasó con el papel higiénico durante la pandemia, la gente se volvió «loca» y empezó a comprar este artículo en grandes cantidades.

La guerra en Ucrania ha sido el desencadenante de la falta de este producto en los supermercados, ya que se detuvo la actividad en las refinerías del país y, en España, recibimos más del 60% de aceite de girasol proveniente de Ucrania.

¿Qué consecuencias ha tenido la falta de aceite de girasol? El encarecimiento del aceite de oliva. De momento, este producto no está faltando en las estanterías de las tiendas, pero su precio ha aumentado, situándose en marzo de 2022 en 4,25 €/litro, en cambio, hace tan solo un año, en marzo de 2020, su precio era de 3,87 €/litro, según datos de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

Leche

La leche es otro de los productos que empieza a faltar en los supermercados, además, las empresas lecheras ya anunciaron que iban a parar su actividad por la huelga de transportistas.

Aunque el paro del transporte parece ser la única causa de que no haya leche en los supermercados, hay otra razón por la cual las empresas lecheras tienen que parar su actividad: el alza de precios de materias primas.

Desde marzo, el sector lácteo se encuentra en la cuerda floja tras notar un aumento en los precios de las materias primas que son fundamentales para alimentar a las vacas y, en consecuencia, producir leche. El maíz y la soja son dos de los productos que más se han encarecido en este último mes.

Los ganaderos ya han advertido al Gobierno que, si no se para la huelga y se empieza a redistribuir la leche, la industria láctea tendrá que tirar todo su producto, y esto implicaría grandes pérdidas económicas.

La falta de capacidad de envasado y almacenamiento de este alimento, que es altamente perecedero, provocará que las empresas lecheras detengan su producción para no tener que malgastar recursos.

En cuanto al precio de este producto, según la COAG, en marzo de 2020 la leche de vaca tenía un precio de 0,73 €/litro, en cambio, en este año 2022 ha aumentado a 0,76 €/litro.

Harina y pasta

Algunos consumidores ya han denunciado la falta de productos básicos como la pasta en algunos supermercados. Pero uno de los alimentos que más escasea en las estanterías es la harina.

En algunas tiendas, alimentos como la pasta y la harina han empezado a racionarse, ya que ocurre como con el aceite de girasol, Ucrania es uno de los principales países que más trigo exporta y, debido a la guerra, este producto escasea, creando así la falta de alimentos como la pasta y la harina.

Frutas, verduras, carne y pescado

Las verduras y frutas que llegan desde Andalucía ya cuestan de encontrar en los supermercados por culpa de la huelga de transportistas.

En cuanto a la carne y el pescado, muchos son los pescadores que han dejado de faenar por culpa del gasoil, ya que no les sale rentable salir a trabajar por el alto precio del carburante. El sector cárnico también ha alzado la voz para denunciar que los altos precios de los cereales, como también la escasez de estos, están conduciendo a una crisis industrial «sin precedentes».

La guerra en Ucrania, los altos precios de los combustibles, la huelga de los transportistas y la inacción del Gobierno de España han provocado no solo un desabastecimiento de algunos productos, sino también que algunos sectores tengan que parar su actividad por la falta de suministros necesarios para seguir desarrollando su trabajo.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel