martes, junio 28, 2022

EE.UU. no se pliega ante la exigencia de Rusia de vetar la entrada de Ucrania en la OTAN

Moscú se opone firmemente a que Ucrania pase a formar parte de la Alianza Atlántica

Este viernes por la mañana ha tenido lugar en Ginebra una cumbre entre Estados Unidos y Rusia que muchos analistas han interpretado como la última posibilidad de evitar un conflicto en Ucrania.

En representación de Washington ha acudido el secretario de Estado, Antony Blinken, mientras que por Moscú ha estado presente el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov. Ambos se han reunido durante una hora y media, en un encuentro en el que Estados Unidos ha defendido la libertad de los países de elegir si desean o no adherirse a la OTAN.

Es este uno de los puntos claves de la escalada de tensión, por la firme oposición de Rusia a que Ucrania pase a formar parte de la Alianza Atlántica, así como a que Occidente instale armamento pesado y nuclear en los países que en su día formaban el bloque soviético. En concreto, Rusia exige la retirada de armamento en Bulgaria y Rumanía.

Lavrov ha afirmado, no obstante, que Blinken le ha prometido que la próxima semana Moscú recibirá las respuestas por escrito que reclama a sus propuestas relacionadas con la congelación de la expansión de la OTAN hacia el este de Europa.

Rusia esperaba que EE.UU. llegase a la reunión de Ginebra con esas respuestas, las que considera podrían servirle de garantías formales.

EE.UU. emplaza a Rusia a retirar las tropas de la frontera

Durante la reunión, Blinken subrayó también que Rusia sigue teniendo la posibilidad de elegir el camino de la diplomacia, y que, si elige el del conflicto en torno a Ucrania, «habrá graves consecuencias y condena internacional».

«Estados Unidos y Europa están listos para encontrarse con Rusia en cualquiera de estos dos caminos», advirtió Blinken tras el encuentro con el ministro de Exteriores ruso, a quien transmitió que Washington y sus aliados europeos «continuarán apoyando a Ucrania».

Estados Unidos ha comunicado asimismo a Rusia que, si no tiene la intención de agredir bajo ninguna forma a Ucrania, como asegura, debería retirar las tropas que tiene emplazadas en la frontera para demostrarlo. Blinken ha consideró contradictorio que Rusia defienda su voluntad de resolver las tensiones en torno a Ucrania a través de la diplomacia, pero que al mismo tiempo siga reforzando su presencia militar en su frontera con Ucrania

«Hemos escuchado (a Lavrov) repetir que no tienen la intención de invadir Ucrania, pero hay cosas visibles que todos vemos y le dije que para convencer al mundo podrían llamar de vuelta a las fuerzas que tienen en la frontera y seguir comprometidos con la vía diplomática, como lo han hecho hoy», dijo Blinken en una rueda de prensa

Artículos relacionados