viernes, octubre 7, 2022
viernes, octubre 7, 2022

Cuca Gamarra será la nueva secretaria general del Partido Popular

Su ascenso en términos orgánicos puede poner en duda su continuidad al frente de la Portavocía del Congreso de los Diputados

El nuevo líder de los populares, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado a través de Twitter que la nueva secretaria general del PP será la actual coordinadora general del PP y portavoz de los populares en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra. «Ha servido a sus vecinos desde la Alcaldía de Logroño. Ha servido a su país desde diferentes responsabilidades en el Congreso. Le pido que asuma una nueva responsabilidad sirviendo también a su partido«, ha explicado.

Gamarra era coordinadora general del PP desde el pasado 1 marzo, un puesto interino creado como parte de la salida a la crisis interna del PP y la marcha de Pablo Casado del liderazgo que, apartado del día a día de la formación desde el 24 de febrero, se formaliza mañana, con un discurso de despedida en la primera jornada del XX Congreso Nacional que elegirá a Feijóo como su sustituto.

Su ascenso en términos orgánicos puede poner en duda su continuidad al frente de la Portavocía del Congreso de los Diputados, a la que llegó en septiembre de 2020 como sustituta de Cayetana Álvarez de Toledo. Este puesto será clave, toda vez que Feijóo no tiene escaño en la Cámara Baja, lo que complica su encaje como líder de la oposición.

Durante la etapa de Pablo Casado, Gamarra ha sido la única sorayista -respaldó a Soraya Saénz de Santamaría en el cónclave que eligió a Casado presidente– perteneciente a la cúpula del partido y en los primeros momentos de la crisis interna por el choque entre Génova y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se alineó con Casado y defendió que el líder de su formación perseguía la ejemplaridad en política.

Sin embargo, tras el enfado de las bases y después de que el partido anunciase el cierre del expediente abierto a Ayuso por los contratos de los que se benefició su hermano, Gamarra fue una de las dirigentes que a puerta cerrada amenazó con dimitir si Casado no convocaba un congreso extraordinario, como también hicieron los portavoces en el Senado y en el Parlamento Europeo, Javier Maroto y Dolors Montserrat, respectivamente.

En esta etapa de interinidad, Gamarra ha sido además la encargada de preguntar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante las sesiones de control, junto al escaño vacío de Casado.

Su nombre es el primero que Feijóo ha desvelado del futuro equipo que le acompañará a partir del sábado, cuando el PP le proclamará como nuevo presidente del partido.

Gamarra, «ilusionada»

Gamarra, en una breve declaración ante los periodistas, ha pedido prudencia porque su designación debe ser confirmada en el Congreso de Sevilla, «si así lo quieren mis compañeros», y ha afirmado que empeñará el cargo con ilusión y responsabilidad.

«Estoy muy ilusionada y muy consciente de la responsabilidad que exigen este momento. Se exige ser una alternativa creíble y eficaz para superar los problemas de los españoles, y esa alternativa la representa Feijóo», ha dicho, al tiempo que ha incidido en que es un momento de unión del PP.

«Y es lo que voy a hacer también en esta nueva responsabilidad. Y espero estar a la altura de las circunstancias», ha puntualizado tras reiterar que a partir de mañana son los miembros del PP, quienes tienen la palabra para definir el futuro del país y de este partido».

Fuente: EFE

Relacionados

Las leyes del aborto, trans y de los animales siguen adelante: rechazadas las enmiendas a la totalidad de PP y Vox

Las tres iniciativas superan el trámite parlamentario con holgura en todos los casos, a pesar de la oposición firme de la derecha

Lesmes convoca un Pleno extraordinario el próximo jueves 13 para intentar renovar el TC

Esta convocatoria añade más incertidumbre a la eventual dimisión de Lesmes, que anunció hace unos días que iba a dimitir si no había un acuerdo entre PSOE y PP para el CGPJ

La ley trans y la reforma del aborto, a examen en el Congreso tras los vetos de PP y Vox

La norma que contempla el cambio de sexo en el registro sin necesidad de informes médicos tiene un camino parlamentario arduo, ya que cuenta con el rechazo de una parte del movimiento feminista
spot_img

Colaboradores