martes, septiembre 28, 2021

Corresponsales en China denuncian haber recibido amenazas durante la cobertura de las inundaciones

El FCCC ha denunciado que incluso algunos periodistas y traductores reciben mensajes en sus números privados de amenazas de muerte

El Club de Corresponsales Extranjeros de China (FCCC, por sus siglas en inglés) denunció este martes el acoso y las amenazas de las que varios periodistas extranjeros y sus asistentes chinos están siendo objeto en los últimos días con motivo de la cobertura de las inundaciones en la provincia central de Henan.

Según el FCCC, este tipo de situaciones se están produciendo tanto en persona como a través de las redes sociales, e incluso con mensajes a los números privados de algunos periodistas y traductores, a quienes han llegado a amenazar de muerte.

«En un incidente particularmente alarmante, la Liga de las Juventudes Comunistas de Henan pidió a sus 1,6 millones de seguidores en la red social china Weibo (equivalente chino de Twitter) que informaran del paradero del reportero de la BBC en Shanghái, Robin Brant, después de haberse convertido en objeto de acoso virtual», indicó el texto.

Casos denunciados por los propios periodistas afectados en sus perfiles personales de Twitter dan cuenta de escenas en las que son rodeados por grupos de personas, insultados, increpados por un supuesto sesgo a la hora de realizar su trabajo o incluso forzados a borrar imágenes grabadas.

En este sentido, el FCCC se mostró «decepcionado y abatido por la creciente hostilidad hacia la prensa extranjera en China, un sentimiento apuntalado por el creciente nacionalismo chino a veces directamente azuzado por funcionarios chinos y entidades oficiales».

«La censura de los medios extranjeros en China -continuó el texto de la organización- ha contribuido a una visión incompleta de nuestro trabajo en China. En suma, esto ha creado un deterioro del ambiente de trabajo para la prensa extranjera e impide que los periodistas proporcionemos la cobertura completa de China que deseamos».

En vista de lo sucedido, la agrupación de corresponsales solicitó al Gobierno chino «que mantenga su promesa de garantizar a los periodistas extranjeros un acceso sin restricciones para informar en las regiones de China y su responsabilidad de proteger la seguridad de la gente».

Fuente: EFE

Artículos relacionados