miércoles, noviembre 30, 2022
miércoles, noviembre 30, 2022

Continúan los acercamientos de etarras a cárceles del País Vasco

Instituciones Penitenciarias ha acordado el traslado de cinco presos etarras a cárceles del País Vasco y a la de Zuera, en Zaragoza, en la que ingresará Mikel Azurmendi, condenado por varios atentados, entre ellos el asesinato en 1998 del concejal del PP de Sevilla Alberto Jiménez-Becerril.

La presa etarra Maite Pedrosa, condenada como cómplice del asesinato del concejal y su esposa Ascensión García, también figura en esta última lista de traslados.

Además de Azurmendi y Pedrosa -ambos ingresarán en la prisión de Zuera-, Prisiones ha autorizado el acercamiento a la cárcel zaragozana de José Ángel Lerín Sánchez.

Junto a estos tres presos serán trasladados a centros penitenciarios del País Vasco Oskarbi Jáuregui y Oier Andueza Anchía, según informa la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Oskarbi Jáuregui Amundarain, condenado por colaborar con el comando Erezuma en el asesinato del mando de la Ertzaintza Mikel Uribe, ocurrido el 14 de julio de 2001 en la localidad guipuzcoana de Learburu, así como por el envío de un libro-bomba en 2001 al periodista Gorka Landaburu. Jáuregui será traslado desde la prisión de Teixeiro a la de San Sebastián.

Continúan los traslados de reclusos de la banda terrorista que han cambiado de prisión a otras próximas al País Vasco o Navarra y a centros penitenciarios de Euskadi con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Además se han concedido 14 progresiones de grado, once de ellas que han implicado el traslado de cárcel.

Mikel Azurmendi Peñagaricano, miembro del comando Andalucía, fue condenado a 36 años por el asesinato en 1994 del teniente del Ejército Miguel Peralta Utrera al estallar la bomba lapa colocada en su coche cuando conducía por la autovía de Extremadura.

También cumple condena por facilitar los explosivos para el atentado perpetrado el 20 de mayo de 1996 contra un autobús del Ejército en Córdoba en el que murió el sargento Miguel Ángel Ayllón.

Integrante también del comando Andalucía es Maite Pedrosa Barrenechea, que ingresó en prisión en 1998 y cumple una pena de 230 años, 38 meses y 12 días por los delitos de colaboración con banda armada, atentados, intentos de asesinato, tenencia de explosivos y depósito de armas.

A Prisiones no le consta que tenga realizada la acumulación judicial de las condenas, entre ellas la impuesta por los asesinatos en enero de 1998 del concejal sevillano Alberto Jiménez-Becerril y su esposa Ascensión García o por planear el secuestro y asesinato de otro edil de la misma forma en que ETA mató a Miguel Ángel Blanco.

Según Instituciones Penitenciarias, la reclusa ha aceptado la legalidad penitenciaria y ha presentado un escrito desvinculándose de la banda, por lo que la secretaría general ha resuelto su progresión a segundo grado y su traslado a la cárcel de Zuera.

Una vez más, la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha denunciado estos traslados y ha atribuido esta decisión al apoyo que EH-Bildu prestará al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021.

Relacionados

spot_img

Colaboradores