lunes, enero 30, 2023
lunes, enero 30, 2023

‘CODA’ da la sorpresa y triunfa en unos Óscar dominados por ‘Dune’

La cinta de Apple TV+ se impuso a El poder del perro en la categoría reina, con la película de Denis Villeneuve arrasando en los premios técnicos

CODA, la película ganadora de Sundance 2021, sorprendió esta noche al ganar el Óscar a la mejor película en unos galardones que, sin embargo, estuvieron dominados por la ciencia-ficción de Dune, que sumó seis victorias en los apartados técnicos.

Por detrás quedaron la inesperada CODA, con tres premios en total, y Los ojos de Tammy Faye, que sumó dos triunfos, incluida la de mejor actriz protagonista para Jessica Chastain.

A pesar de que El poder del perro sonaba como la gran favorita de la temporada de premios, en las últimas semanas empezó a verse eclipsada por CODA, cuyo triunfo en los premios del Sindicato de Actores (SAG Awards) iluminó sus opciones como la gran alternativa al galardón. Finalmente, esa alternativa se convirtió en la elegida.

El filme, un remake de la francesa La Familia Bélier que Apple TV+ adquirió por 25 millones de dólares al vencer en Sundance, había ganado en los premios de los sindicatos de productores, actores y guionistas. Una brújula importante, pues muchos de sus votantes repetían en los Óscar.

Su reparto, mayoritariamente sordo, y su argumento, sobre una hija de padres sordos con talento para la música, rellenaba muchas de las casillas de diversidad que tanto gustan en el Hollywood de esta década. «Queremos dar las gracias a la Academia por dar el premio a una película sobre la familia y el amor», dijeron sus directores y productores al recoger el galardón en grupo.

CODA (que en inglés es el acrónimo para «hijo de adultos sordos») también se coronó como mejor guion adaptado y repartió el galardón al mejor actor secundario a Troy Kotsur, quien ha arrasado en la temporada de premios al ganar todos los certámenes excepto los Globos de Oro.

Netflix vuelve a quedarse sin el Óscar

El principal perjudicado por la victoria de la película de Apple TV+ fue Netflix, que nunca había estado tan cerca del Óscar a la mejor película: Roma parecía que sí pero no, Martin Scorsese lo intentó con El irlandés y, el año pasado, Mank trató de encandilar a los académicos pero no recolectó premios.

En esta edición El poder del perro, su gran baza, consiguió un meritorio Óscar a la mejor dirección para Jane Campion, la tercera mujer que gana este premio después de las victorias Chloe Zhao, el año pasado por Nomadland, y Kathryn Bigelow, quien fue la primera por En tierra hostil en 2010.

En el apartado de interpretación, Will Smith, protagonista de El método Williams, ganó el Óscar a mejor actor al que también aspiraba el español Javier Bardem por «Ser los Ricardo».

Su discurso de agradecimiento quedó empañado por las disculpas que pidió en directo a la Academia de Hollywood después de que abofeteara a Chris Rock sobre el escenario por un chiste relacionado con su esposa. «Quiero disculparme con la Academia y quiero disculparme con todos mis compañeros nominados», dijo ante la mirada atónita del público presente, que enmudeció durante su larga intervención.

Más amable fue la victoria de Jessica Chastain, ganadora con Los ojos de Tammy Faye del Óscar a la mejor actriz protagonista, que tenía a Penélope Cruz (Madres Paralelas) como la única candidata por una actuación en un idioma diferente al inglés. Chastain dedicó gran parte de su discurso a las «personas que viven solas y sin esperanza», porque «el suicidio es un gran problema en Estados Unidos».

Triunfos hispanos

Las estauillas también llegaron a manos de los hispanos. Ariana DeBose, nacida en EE.UU. y de origen puertorriqueño, consiguió alzarse con el Óscar en la categoría de mejor actriz de reparto gracias a su papel de Anita en West Side Story, la misma que Rita Moreno encarnó en la adaptación de 1961. Entonces, Moreno se convirtió en la primera mujer hispana que conseguía el Óscar.

Minutos antes, subieron al escenario los españoles Alberto Mielgo y Leo Sánchez, ganadores del Óscar al mejor corto animado por El limpiaparabrisas, quienes, en su caso, insistieron en que Hollywood debía dar más importancia al cine de animación para adultos.

En animación, precisamente, ganó Encanto, una película de Disney muy ligada al mundo latino por estar inspirada en el realismo mágico de Colombia, pero que no se llevó ni el premio a la mejor banda sonora ni el de mejor canción, para Dos oruguitas, a pesar de que su música es un fenómeno mundial.

Dune, discreto pero numeroso triunfo

El Óscar de banda sonora se lo llevó Dune, que habría sido la protagonista de la noche si la Academia no hubiera entregado los premios técnicos antes de la emisión televisiva para aligerar la gala.

La obra, en la que Bardem trabajó como actor secundario, se coronó como mejor banda sonora, sonido, diseño de producción, fotografía, edición y efectos especiales. Ya tiene una secuela en marcha.

Y el de mejor canción fue para No Time To Die, de Billie Eilish y su hermano Finneas, por el tema para el filme de James Bond.

Fuente: Javier Romualdo (EFE).

Relacionados

spot_img

Colaboradores