lunes, julio 15, 2024
lunes, julio 15, 2024

Ciudadanos prepara a sus candidatos al 28M para intentar minimizar la debacle

El cisma Arrimadas-Bal y las críticas de algunos a la que hoy por hoy es la principal activo del partido, Villacís, no ayudan al optimismo

Ciudadanos (Cs) presenta este sábado a sus candidatos a las doce comunidades autónomas que celebran elecciones el 28M y a las ciudades de Madrid y Barcelona, preparándose ya para una cita con las urnas en la que intentará minimizar la debacle que se avecina y pasar página a una crisis interna cerrada en falso.

Todas las encuestas pronostican la práctica desaparición de los naranjas de las instituciones en las elecciones de mayo, augurando que poco retendrán de los más de 2.500 concejales y 178 alcaldes que tienen en este momento aparte de los 65 diputados autonómicos (de ellos, seis en Cataluña, que no concurre a estos comicios).

El cisma Arrimadas-Bal lo complica todo

Se presenta un panorama desolador que cae sobre un partido muy tocado internamente porque no ha logrado superar las heridas que generó la Asamblea de refundación y el choque por el liderazgo que mantuvieron Edmundo Bal y la lista apoyada por Inés Arrimadas. Esto ha dejado roto al grupo parlamentario del Congreso, el único escenario de visibilidad que prácticamente les queda a los naranjas. Desde que hace un mes Patricia Guasp y Adrián Vázquez se hicieron con las riendas de Ciudadanos, Bal, una de las piezas fundamentales del grupo del Congreso ha sido arrinconado, aunque sobre el papel sigue figurando como portavoz adjunto. El grupo se ha partido en dos y apenas se hablan, por un lado la exlíder Inés Arrimadas y Guillermo Díaz, miembro de la nueva dirección de Cs, y, de otra parte, los otros siete diputados, incluido Bal, que no ha vuelto a dar desde entonces una rueda de prensa en la Cámara.

En este contexto, los diputados alineados con el abogado del Estado siguen desarrollando su labor parlamentaria como hasta ahora, aún sabiendo que ya no tienen recorrido político, pero lo que no parecen dispuestos a hacer es a involucrarse en la campaña electoral si es que les llaman para hacerlo, como mucho -dicen algunos- irán a hacer bulto. La mayoría de ellos tiene en sus planes aguantar hasta el final de la legislatura, «porque para eso fueron elegidos», señalan, pero sí que hay algún caso que se está planteando dejar el escaño antes de tiempo, aunque no se ha puesto un plazo.

El caso Villacís

Aparte de estar incómodos por cómo la dirección está tutelando el trabajo parlamentario, están también bastante molestos por el hecho de que la Ejecutiva no haya tomado una decisión firme con la vicelcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, tras sus devaneos con el PP. Creen que debería haber sido expedientada en lugar de confirmarla como candidata a la capital y encima sin haber conseguido todos los avales necesarios. Otras fuentes de la antigua dirección lo justifican al señalar que «guste o no guste, Villacís es el principal activo en Madrid».

Mientras tanto, sigue el goteo de abandonos en Cs, muchos con el ojo puesto en el PP. El último, ayer, el del único presidente de una Diputación Provincial en España de su partido, el de Zamora Francisco Javier Requejo. Deja el partido, pero no el escaño con la intención de presentarse a la Alcaldía zamorana por un nuevo partido regional, Zamora Sí.

Fuente: Alicia López (EFE).

Relacionados

spot_img

Colaboradores