miércoles, agosto 10, 2022

Escalada diplomática entre China y EE.UU: Pekín sanciona a Pelosi por «socavar su soberanía» con el viaje a Taiwán

Pekín también suspende su cooperación con Washington en varias áreas clave como cambio climático o mecanismos de seguridad

Choque diplomático de primer orden entre las dos grandes potencias mundiales. La Cancillería china ha anunciado este viernes sanciones contra la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, y sus familiares directos por «hacer caso omiso de la preocupación y la firme oposición» de China a su viaje a Taiwán y por «socavar la soberanía y la integridad territorial» del país asiático.

La cartera no proporcionó detalles específicos sobre las sanciones, pero acusó a Pelosi, quien este miércoles visitó Taiwán pese a las protestas de Pekín, de «interferir en los asuntos internos de China» y «amenazar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán».

Además, China ha anunciado hoy ocho medidas en protesta por el viaje de Pelosi, entre ellas la suspensión de la cooperación en materias como la judicial, la de cambio climático y en algunos mecanismos de seguridad.

Se suspende, entre otras, la cooperación en la repatriación de inmigrantes ilegales, en la asistencia judicial penal, en la lucha contra los delitos transnacionales y las conversaciones sobre la lucha contra el cambio climático.

Blinken carga contra las maniobras chinas

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, ha afirmado este viernes que los ejercicios militares de China en el estrecho de Taiwán son «acciones provocativas» y suponen una «escalada significativa» que «no tienen justificación» y recalcó que Washington nunca ha querido «provocar una crisis».

«China ha elegido sobreactuar. No hay justificación para esta respuesta extrema y desproporcionada», dijo Blinken durante una rueda de prensa en Nom Pen, donde participa hasta hoy en la reunión ministerial de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.

Según el secretario de Estado de EE.UU. China usó la visita de Pelosi, de la que estaba avisada, «como pretexto para incrementar su actividad militar provocadora» en el estrecho de Taiwán y sus alrededores.

Blinken aseguró que EE.UU. nada ha cambiado en su política con respecto a Taiwán y que no persigue un cambio en el statu quo de la isla ni apoya su independencia. Taiwán, con quien EE.UU. no mantiene relaciones oficiales, es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y EE.UU., debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de la isla y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con el gigante asiático.

La Casa Blanca convoca al embajador chino

Unas horas antes al anuncio de las sanciones por parte de Pekín, la Casa Blanca convocó este jueves al embajador de China en Washington, Qin Gang, para condenar las medidas «de provocación» tomadas por el gigante asiático contra Taiwán y reiterar que Estados Unidos no quiere una crisis en la región, según informes de prensa.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, aseguró en una declaración publicada por The Washington Post que la convocatoria del diplomático se produjo después de que las autoridades chinas hubieran comenzado sus maniobras con fuego real en torno a Taiwán, en respuesta a la visita a la isla de la presienta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“Tras las acciones de China durante la noche, convocamos al embajador Qin Gang a la Casa Blanca para protestar por las acciones de provocación de la República Popular China”, dijo Kirby, que consideró «irresponsables» las «acciones militares» de la República Popular China.

La Casa Blanca también reiteró al embajador Qin que su política de reconocimiento de «una sola China» sigue inamovible, así como su intención de mantener abiertas todas las líneas diplomáticas de comunicación.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel