viernes, octubre 22, 2021

China pide a Alemania que «mantenga su independencia» mientras EE.UU. intenta recuperar a sus socios tradicionales

Xi Jinping elogió el trato que Merkel ha tenido con China durante los 16 años que la política ha pasado en la Cancillería germana

El presidente de China, Xi Jinping, le transmitió a la canciller saliente de Alemania, Angela Merkel, su deseo de que la Unión Europea (UE) «mantenga su independencia» en las relaciones con el país asiático, durante una conversación telefónica acontecida este miércoles.

El mensaje se transmite en un contexto de maniobra, por parte de Estados Unidos, para intentar recuperar a sus aliados tradicionales, como la UE, después de que el país norteamericano viera resentidas sus relaciones con buena parte del mundo durante la presidencia de Donald Trump (2017-2021) y en un momento de confrontación -si bien, atenuada- con China.

«Xi señaló -agrega el comunicado de la cancillería- que la aspiración común de China y de la UE es buscar la paz y el desarrollo» y que ambas partes «apuestan por mantener el multilateralismo», al tiempo que «apoyan el comercio y la liberalización de las inversiones».

No obstante, fuentes diplomáticas y empresariales europeas radicadas en China han denunciado en repetidas ocasiones la desigualdad a la que se enfrentan sus compañías a la hora de entrar y competir en el mercado chino respecto al panorama que encuentran las empresas e inversiones del país asiático en la UE.

Elogios a Merkel

En cuanto a las relaciones con Alemania, el mandatario chino elogió el trato que Merkel ha tenido con China durante los 16 años que la política ha pasado en la Cancillería.

«China y Alemania han puesto en juego la complementariedad económica de los dos países», afirmó el texto, lo que había llevado a una situación beneficiosa tanto para Pekín como para Berlín. «Esto demuestra que el juego de suma cero se puede evitar por completo», concluyó el comunicado.

Alemania es uno de los miembros de la UE que más ha apostado por las relaciones con China, país en el que algunas de sus grandes empresas -sobre todo del sector automotriz, como Volkswagen o Mercedes- cuentan con importantes intereses económicos.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados