lunes, diciembre 5, 2022
lunes, diciembre 5, 2022

China comienza una investigación del sector aéreo tras el siniestro sin supervivientes de un Boeing 737

El accidente, en el que perdieron la vida 132 personas, puso fin a una racha de casi 12 años sin siniestros graves de aviación en el país asiático

La Administración de Aviación Civil de China (CACC) anunció este martes una investigación del sector aéreo nacional que se prolongará durante dos semanas tras el accidente sufrido por un avión de China Eastern el lunes con 132 personas a bordo en el sur del país, recoge este miércoles la agencia de noticias Xinhua.

El examen de la industria incluirá comprobaciones en puntos de control aéreo, aerolíneas y escuelas de formación de pilotos «para garantizar la seguridad absoluta» en las operaciones del sector, según la CACC.

El organismo pidió precaución para «detectar riesgos ocultos» y «tomar medidas» para reforzar la investigación de «peligros potenciales» en aspectos como el mantenimiento de las aeronaves, la formación de pilotos o las condiciones meteorológicas durante los vuelos.

El siniestro del lunes, en el que un Boeing 737-800 de la aerolínea China Eastern se estrelló en un área montañosa de la región de Guangxi, puso fin a una racha de casi 12 años sin accidentes graves de aviación en el país asiático.

En el lugar del accidente, a donde se desplazó el vice primer ministro chino, Liu He, para supervisar las operaciones, continúan las tareas de rescate y, de momento, no se han localizado ni supervivientes ni las cajas negras pese a que hay más de 2.000 personas colaborando en la búsqueda.

«El lugar donde se estrelló el avión es una zona forestal montañosa que complica la búsqueda de las cajas negras», explicó un experto citado por Xinhua que añadió que la operación «depende principalmente de drones y de trabajadores en el terreno».

Aparte de la complicada geografía de la zona, el violento impacto de la aeronave también supone un obstáculo: «La investigación es muy difícil porque el avión se encuentra gravemente dañado«, explicó a los medios el director de seguridad de la CACC, Zhu Tao.

Las condiciones meteorológicas también han afectado a las labores de rescate: en la mañana del miércoles, la lluvia en la zona provocó la suspensión temporal de las tareas.

Según el testimonio de los testigos y algunos vídeos aún no verificados que circulan en medios chinos, el avión cayó en picado contra las montañas de Guangxi.

«Los controladores aéreos trataron de ponerse en contacto con la tripulación en numerosas ocasiones, pero no recibieron respuesta», declaró Zhu, que añadió que las autoridades «todavía no tienen una pista clara acerca de qué ocurrió» y que, mientras se buscan las cajas negras, «se están investigando a fondo varios factores como la meteorología, el control aéreo y el mantenimiento, el diseño y la manufactura de la nave«.

Sun Shiying, un representante de China Eastern, aseguró que la aerolínea pudo ponerse en contacto con familiares de las 123 personas que iban a bordo en las 24 horas posteriores al suceso.

La aerolínea, la segunda mayor del país por número de pasajeros, ordenó que todos sus aparatos Boeing 737-800, el modelo del avión estrellado, permaneciesen en tierra tras el accidente hasta que se tengan más datos sobre lo ocurrido.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores