viernes, enero 21, 2022

Borrell vincula la autorización del gaseoducto ruso con «la situación militar en Ucrania»

El alto representante añadió que serán los reguladores alemán y europeo quienes decidan si dan el visto bueno al gaseoducto

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Europeos, Josep Borrell, aseguró este jueves que la autorización para el gaseoducto Nord Stream II que une Alemania con Rusia está «ligado a la situación militar en Ucrania».

«No se puede imaginar que por un lado pensamos en imponer sanciones y por otro lado abrir una infraestructura. Está ciertamente ligado a la situación militar de Ucrania», dijo Borrell en una rueda de prensa tras la reunión que los ministros de Defensa de la UE celebraron hoy en Brest (Francia). «El funcionamiento de esta infraestructura dependerá del desarrollo de los acontecimientos en Ucrania y la actitud de Rusia», apuntó Borrell, que no obstante, añadió que serán los reguladores alemán y europeo quienes decidan si dan el visto bueno al gasoducto.

El alto representante señaló que si «todo va bien y reducimos la tensión», entonces está en manos de los reguladores decidir si esta infraestructura puede funcionar o no». Apuntó que la Comisión Europea y el resto de instituciones comunitarias han mostrado su oposición a la infraestructura porque «no contribuye a la autonomía energética de Europa», pero que pese a ello, no pueden prohibir el gasoducto si cumple las normas, porque «estamos en una economía de mercado».

«La gente puede invertir su dinero como quiera para tener una recompensa» dijo Borrell.
En noviembre, la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur), el regulador alemán del mercado energético, decidió paralizar temporalmente el proceso de certificación del gasoducto, construido para transportar gas natural de Rusia a Europa Occidental. Argumentó su decisión con el hecho de que el operador del gasoducto, controlado por el gigante ruso Gazprom, debe contar con una forma jurídica conforme al derecho alemán, lo que implica, entre otras cuestiones, la necesidad de crear una empresa subsidiaria alemana.

Rusia ya ha comenzado a llenar de gas el primer tramo del Nord Stream 2, cuya construcción finalizó en verano y por el que está previsto que fluyan hasta 55.000 millones de metros cúbicos anuales de gas natural hacia Alemania.  

Fuente: EFE.

Artículos relacionados