sábado, diciembre 3, 2022
sábado, diciembre 3, 2022

Bolsonaro contradice a todas las encuestas y disputará la segunda vuelta de las elecciones brasileñas con Lula

Los resultados del dirigente del Partido de los Trabajadores no cumplen con las proyecciones de las encuestas que apuntaban a una victoria clara en primera vuelta

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, con el 48,39% de los votos válidos en las elecciones de este domingo en Brasil, tendrá que definir la Presidencia en una segunda vuelta con el actual mandatario, Jair Bolsonaro, que obtuvo el 43,23%, según los datos oficiales. Tras haberse escrutado el 99,8% de los votos, Lula ha logrado adelantar a Bolsonaro en el tramo final del conteo.

Los resultados del actual presidente han supuesto una victoria moral para la derecha, ya que han contradicho los pronósticos de todas las encuestas, que auguraban una contundente derrota por quince puntos y predecían una victoria holgada por parte del izquierdista Lula, que no se ha cumplido.

Incluso, Bolsonaro ha liderado el resultado electoral desde el comienzo del escrutinio y no ha sido hasta llegarse aproximadamente al 70% del recuento cuando Lula le ha dado la vuelta a los resultados.

De acuerdo con la legislación electoral brasileña, los dos candidatos con más votos válidos en la primera vuelta, es decir ya descontados los blancos y los nulos, tienen que medirse en un balotaje en caso de que ningún aspirante consiga más de la mitad de los sufragios.

Lula: «Vamos a ganar las elecciones. Esto es solo una prórroga»

El expresidente Lula da Silva expresó este domingo por la noche su confianza en vencer las elecciones ante el mandatario Jair Bolsonaro en la segunda vuelta, el próximo 30 de octubre, y resaltó que el resultado de este domingo es solo una «prórroga». «Vamos a ganar las elecciones», afirmó Lula en un discurso en un hotel de Sao Paulo ante correligionarios y periodistas.

El líder del Partido de los Trabajadores, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, recordó que nunca venció unas elecciones en primera vuelta y recalcó que mañana lunes comenzará a hacer campaña para conseguir la victoria el próximo 30 de octubre. «Como mi cumpleaños es el 27 de octubre, tal vez lo reciba de regalo, como en 2002», señaló el antiguo sindicalista, rodeado de algunos de sus más imporantes colaboradores y de su mujer Rosângela «Janja» Silva.

Bolsonaro: «Un cambio por la izquierda siempre es peor»

Por su parte, el presidente Bolsonaro reconoció este domingo que las elecciones probaron que hay una «voluntad de cambio», pero aseguró que en la segunda vuelta ante el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva le mostrará al país que «no puede ser para peor».

Bolsonaro no puso en duda el resultado y aseguró que «mucho voto fue por la condición del pueblo», que «sintió el aumento de los precios de los productos», que atribuyó a la inflación que dejó la pandemia de covid-19, que se agravó con la invasión rusa a Ucrania.

«Tenemos una segunda vuelta por delante» y «podremos mostrarle a la población que la inflación está bajando» y que el Gobierno «no ha dejado de atender a los más pobres» mediante diversos subsidios que fueron aprobados en los últimos meses, afirmó. «Entiendo que hay una voluntad de cambio, pero ciertos cambios pueden ser para peor», dijo el mandatario, en declaraciones que dio a periodistas a la puerta de su residencia oficial en Brasilia.

Sereno, sin levantar la voz, el líder derechista se mostró convencido de que en la campaña para la segunda vuelta tendrá más tiempo para explicarles a los brasileños que «un cambio por la izquierda siempre es peor». Citó como ejemplos los casos de Argentina, Chile y Colombia, países en los que la derecha fue desplazada por líderes progresistas en los últimos tiempos, e insistió en que los brasileños «no pueden correr el riesgo de perder su libertad».

Relacionados

spot_img

Colaboradores