viernes, mayo 7, 2021

Biden sanciona a Rusia y expulsa a diez diplomáticos rusos de Estados Unidos

Estados Unidos ha impuesto sanciones a Rusia por injerencia en las elecciones presidenciales de 2020 y su supuesto papel en el ciberataque masivo de SolarWinds

La administración que preside el demócrata Joe Biden ha impuesto este jueves sanciones a Rusia por su presunta interferencia en las elecciones presidenciales de 2020 y su supuesto papel en el ciberataque masivo de SolarWinds, además de imponer castigos relacionados con las acciones rusas en Ucrania y Afganistán.

En un comunicado, la Casa Blanca del presidente Joe Biden ha anunciado además la expulsión de Estados Unidos de diez miembros de la misión diplomática rusa en Washington, incluidos integrantes de los servicios de inteligencia. La Administración Biden ha emitido una orden ejecutiva que prohíbe a las instituciones financieras estadounidenses comprar bonos en rublos a partir de junio de 2021.

En una llamada mantenida con el presidente Vladímir Putin el pasado martes, el presidente Biden le dijo al líder ruso que Estados Unidos «actuará con firmeza» en defensa de sus intereses nacionales.

También se espera que la Administración estadounidense aborde los informes publicados en los que se acusa a Rusia de alentar a los combatientes talibanes a herir o matar a las fuerzas de la coalición en Afganistán.

Según un informe no clasificado de la inteligencia de EE.UU., Putin autorizó campañas de influencia destinadas a dañar la candidatura del presidente Biden durante las elecciones de 2020 e impulsar al expresidente Donald Trump, asegura la CBS.

«Un elemento clave de la estrategia de Moscú en este ciclo electoral fue el uso de representantes vinculados a la inteligencia rusa para impulsar narrativas de influencia, incluidas acusaciones engañosas o infundadas contra el presidente Biden», según un informe desclasificado difundido por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional.

El año pasado, los investigadores de ciberseguridad identificaron un pirateo de un software llamado SolarWinds, una intrusión que dio a los ciberdelincuentes acceso a 18.000 redes informáticas gubernamentales y privadas.

La inteligencia de EE.UU. ha identificado a los piratas informáticos en Rusia como responsables del ataque, los cuales obtuvieron acceso a archivos digitales de varias agencias gubernamentales estadounidenses, incluidos los Departamentos del Tesoro, Justicia y Estado.

En la conversación telefónica mantenida el martes, Biden exigió a su homólogo ruso que «rebaje las tensiones» con Ucrania y le expresó su «preocupación» por la movilización militar rusa en la frontera con ese país.

Durante la conversación, Biden también le propuso a Putin mantener «una cumbre en un tercer país» en algún momento de los «próximos meses», para «conversar sobre todos los temas que enfrentan Estados Unidos y Rusia».

La llamada fue la segunda entre ambos que se ha hecho pública desde que Biden llegó al poder en enero, y se produjo después de que Rusia anunciara que había enviado tropas y tres unidades aerotransportadas a sus fronteras occidentales.

Artículos relacionados