jueves, mayo 6, 2021

Biden mantendrá la cuota anual de refugiados en el mínimo histórico que marcó Trump

Biden había prometido elevar hasta 62.500 el número de personas refugiadas admitidas este año fiscal, que termina en septiembre

El presidente estadounidense, Joe Biden, mantendrá la cuota anual de refugiados que recibe Estados Unidos para este año fiscal en 15.000, un nivel históricamente bajo que marcó su predecesor, Donald Trump.

La medida, confirmada este viernes por una fuente oficial, implica dar marcha atrás a la promesa del Gobierno de Biden de elevar hasta 62.500 los refugiados admitidos este año fiscal, que termina en septiembre.

De los 15.000 que se admitirán en ese plazo, un máximo de 3.000 podrán provenir de Latinoamérica y el Caribe, precisó la citada fuente, que pidió el anonimato.

Biden firmará este viernes una orden que enmienda las directrices emitidas por Trump sobre la cuota de refugiados, pero no cambiará su tope de 15.000, el más bajo desde que entró en vigor en 1980 la ley que regula este amparo.

La decisión promete indignar a muchas organizaciones de derechos humanos y miembros del Partido Demócrata, al que pertenece Biden, entre ellos la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, que le habían pedido subir el tope máximo de refugiados para este año fiscal.

En febrero, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, aseguró al Congreso que la Casa Blanca planeaba subir el tope de refugiados para este año fiscal de 15.000 a 62.500, pero el retraso de Biden a la hora de llevar a la práctica esa promesa inquietó a muchos activistas.

La fuente oficial consultada justificó la medida por el trabajo que le queda pendiente a la Casa Blanca para «reconstruir el programa de reasentamiento» de refugiados, además de los desafíos que presenta «la pandemia de la covid-19».

Alegó que, al llegar al poder y revisar el estado del Programa de Admisión de Refugiados de EE.UU., el Gobierno de Biden se dio cuenta de que estaba «todavía más diezmado de lo que creía» y necesita «una reforma enorme para poder ir subiendo a los números» de años anteriores.

«Esa reconstrucción ya está ocurriendo y nos permitirá apoyar números mucho mayores de admisión (de refugiados) en años futuros», aseguró el funcionario.

En febrero, Biden anunció también que en el año fiscal 2022, que comienza en octubre, la cuota anual de refugiados de su Ejecutivo aumentaría hasta 125.000, y la fuente que habló con Efe no aclaró si mantiene ese compromiso.

Lo que argumentó el funcionario es que la orden de Biden permitirá «expandir el acceso» al programa de refugiados de Estados Unidos aunque no amplíe la cuota, porque «cambia la distribución por regiones» de los beneficiados.

Según la fuente, la medida de Trump «excluía a muchos refugiados de regiones que están experimentando conflictos, como África y Oriente Medio».

Con la enmienda de Biden, Estados Unidos recibirá hasta octubre a 7.000 refugiados procedentes de África; 1.500 de Oriente Próximo y el sur de Asia; 1.000 del este de Asia; 1.500 de Europa y el centro de Asia; y 3.000 de Latinoamérica y el Caribe, precisó. 

Artículos relacionados