7.2 C
Madrid
martes, marzo 9, 2021

Biden jura el cargo en la primera toma de posesión sin público desde George Washington

La capital de Estados Unidos se ha blindado para el traspaso de poderes entre grandes medidas de seguridad y tras la resaca del asalto al Capitolio

Es difícil encontrar precedentes para lo que este miércoles ocurrirá en Washington D.C. a las doce de la mañana hora local (seis de la tarde hora española). El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, jurará el cargo en una jornada excepcional sin público pero con 25.000 efectivos de la Guardia Nacional movilizados en un dispositivo de seguridad pocas veces visto.

El National Mall, el parque que alberga los monumentos más emblemáticos de Washington y la famosa explanada donde habitualmente se concentran las multitudes en las tomas de posesión presidenciales, permanecerá cerrado como parte de las herméticas medidas de seguridad. Solo tendrán acceso a la ceremonia el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, que hará de testigo del juramento, los miembros del Congreso, los embajadores extranjeros y los medios de comunicación. En lugar del gentío, casi 200.000 banderas adornarán la emblemática explanada.

Lo insólito de la jornada de este miércoles viene marcado por el asalto al Capitolio que llevaron a cabo algunos seguidores del presidente Trump el pasado 6 de enero y en el que perdieron la vida cinco personas. Esta circunstancia ha convertido a la toma de posesión de Biden en una de las más tensas que se recuerdan, tal vez solo superada por la del republicano Abraham Lincoln, que juró el cargo el 4 de marzo de 1861, un mes después de que siete estados proclamaran su secesión y poco antes de iniciarse la Guerra Civil Americana.

Con todo, en la investidura de Lincoln pudo haber público presente, unas 25.000 personas. Por tanto, en ese sentido, la toma de posesión de Biden solo cuenta con el precedente de la protagonizada por el primer presidente de Estados Unidos, George Washington, que pronunció el juramento de forma privada un 30 de abril de 1789 en la calle Wall Street de Nueva York.

Y un último apunte histórico. La de Biden será la primera investidura desde 1841 en la que su predecesor no estará presente. En aquella ocasión, Martin Van Buren, tal y como ha hecho Trump, decidió no asistir a la jura de William Henry Harrison. En cambio, el vicepresidente Mike Pence sí acudirá. La Casa Blanca ha anunciado que el presidente saliente y su familia abandonarán la mansión presidencial a las 8 de la mañana hora local.

Artículos relacionados