Inicio Internacional Sánchez, excluido de la videollamada de Biden con los líderes europeos para...

Sánchez, excluido de la videollamada de Biden con los líderes europeos para coordinar la respuesta a la crisis de Ucrania

La Casa Blanca confirma la presencia de Biden en España desde el 28 de junio para participar en la cumbre de la OTAN de Madrid

Pedro Sánchez se queda fuera de una reunión en la que sí participarán Macron, Scholz, Draghi y Boris Johnson, entre otros

El presidente estadounidense, Joe Biden, conversó este lunes con la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; y varios líderes europeos para coordinar la respuesta ante la concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania.

Según indicó la Casa Blanca, el presidente de EE.UU. sostuvo una videollamada con «líderes europeos como parte de la estrecha consulta y coordinación con los socios y aliados transatlánticos», en respuesta a la crisis con Rusia por el temor a que pueda invadir Ucrania.

Además de con Von der Leyen y Stoltenberg, Biden conversó con el presidente francés, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi; el presidente polaco, Andrzej Duda; y el primer ministro británico, Boris Johnson. Pedro Sánchez no se encontró entre los mandatarios que participaron en la reunión.

Según informó el Gobierno italiano, «los líderes examinaron el progreso de la crisis en las fronteras de Ucrania a la luz de los acontecimientos sobre el terreno» y reiteraron «el apoyo a la soberanía y la integridad territorial» de la exrepública soviética.

Los líderes también insistieron en «las graves consecuencias que podría acarrear un mayor deterioro de la situación.

La llamada se produjo en medio del aumento de la tensión sobre Ucrania después de que Washington admitiera, según algunos medios, la posibilidad de enviar militares a Europa del Este y los países bálticos, y que la OTAN reforzara su flanco oriental, algo que Rusia denuncia como una «histeria» de Occidente.

La Alianza Atlántica anunció este lunes que pone «en estado de alerta» y envía barcos y aviones de combate adicionales a los despliegues de la OTAN en Europa oriental, reforzando la disuasión y defensa aliada mientras Rusia continúa con su acumulación militar en y alrededor de Ucrania.

El Departamento de Estado estadounidense ordenó este domingo, la salida de Ucrania de las familias de los empleados en su embajada en Kiev y autorizó la marcha del personal no esencial ante la «amenaza continuada de una acción militar por parte de Rusia».

Por su parte, Moscú espera que esta semana EE.UU. y la OTAN respondan por escrito a su exigencia de garantías de seguridad, que incluyen poner freno a una mayor expansión de la Alianza, así como el cese de toda cooperación militar con las antiguas repúblicas soviéticas. 

Fuente: EFE

Salir de la versión móvil