domingo, junio 26, 2022

Biden amenaza a Putin con «fuertes medidas económicas» si ataca Ucrania durante una cumbre de dos horas entre Estados Unidos y Rusia

El presidente estadounidense también pidió rebajar las tensiones y «regresar a la diplomacia» ante la posibilidad de un ataque ruso a Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, amenazó este martes a su homólogo ruso, Vladímir Putin, con «fuertes medidas económicas y de otro tipo» si ataca Ucrania, y le pidió rebajar las tensiones y «regresar a la diplomacia», según la Casa Blanca.

En una cumbre con Putin mediante videoconferencia, Biden «expresó las profundas preocupaciones de Estados Unidos y sus aliados europeos sobre la escalada militar de Rusia en los alrededores de Ucrania«, indicó la Casa Blanca en un breve comunicado tras la cita.

Biden «dejó claro que Estados Unidos y sus aliados responderán con fuertes medidas económicas y de otro tipo en caso de una escalada militar» por parte de Rusia, aseguró su oficina.

El mandatario estadounidense «reiteró su apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania y pidió una desescalada y un regreso a la diplomacia», agrega la nota.

Después de una conversación, que duró unas dos horas, los dos presidentes «encargaron a sus equipos que den seguimiento» a lo hablado, y Estados Unidos planea hacerlo «de forma coordinada con sus aliados y socios», sobre todo en Europa, según la Casa Blanca.

Durante la cumbre, Biden y Putin hablaron también sobre el diálogo bilateral entre sus países acerca de la estabilidad estratégica, y sobre otra iniciativa entre Washington y Moscú relativa a los ciberataques con «ransomware», un programa que secuestra los datos del usuario a cambio de un pago para liberarlos.

Además, conversaron sobre «temas regionales como Irán», en un momento en el que las conversaciones para salvar el acuerdo nuclear iraní, del que Estados Unidos se retiró en 2018, se encuentran en un punto delicado.

La Casa Blanca ya trabaja en un paquete de fuertes sanciones económicas con los socios europeos y la propia Ucrania para disuadir a Putin de un eventual ataque a ese país contiguo a Rusia, en cuyas fronteras se concentran entre 70.000 y 94.000 soldados rusos, de acuerdo a la Inteligencia estadounidense y la de Kiev. Se planean tomar medidas más duras que en 2014, cuando Moscú invadió la península ucraniana de Crimea, en caso de que Rusia vuelva a atacar Ucrania.

Estados Unidos también aseguró que el futuro del gasoducto ruso Nord Stream 2, que transportará gas ruso a Alemania por el fondo del mar Báltico, estará en juego si Rusia invade Ucrania, y citó conversaciones con el Gobierno alemán al respecto.

«Si Vladímir Putin quiere ver gas fluyendo a través de ese gasoducto, puede que no quiera asumir el riesgo de invadir Ucrania», dijo Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, en una rueda de prensa después de la cumbre virtual entre los presidentes estadounidense y ruso.

EE.UU. cree que Rusia podría atacar o invadir Ucrania con unos 175.000 soldados, y Kiev calcula que el momento más probable de una nueva agresión rusa sería a finales de enero de 2022.

Putin responsabiliza a la OTAN de la tensión en Ucrania

El presidente ruso, Vladímir Putin, le dijo a su homólogo estadounidense que es la OTAN y no Rusia la responsable de la actual tensión militar en torno a Ucrania, informó el Kremlin en un comunicado divulgado después de la cumbre virtual entre ambos mandatarios.

«No hay que poner toda la responsabilidad en los hombros de Rusia, ya que es precisamente la OTAN quien efectúa peligrosos intentos de colonizar territorio ucraniano e incrementa su potencial militar en nuestras fronteras», señala la nota oficial.

Putin respondió así a las afirmaciones de Biden sobre la naturaleza supuestamente «amenazante» de los movimientos de las tropas rusas cerca de las fronteras ucranianas y las sanciones que EEUU y sus aliados están dispuestos a adoptar en caso de un ataque ruso a Ucrania.

Por tanto, Putin aseguró que «Rusia está seriamente interesada en obtener garantías confiables, plasmadas jurídicamente, que excluyan la ampliación de la OTAN hacia el este y el despliegue de sistemas de armamento ofensivo en países vecinos de Rusia«.

El jefe del Kremlin considera una línea roja el ingreso de Ucrania en la Alianza Atlántica.

A su vez, acusó a Kiev de haber adoptado una «línea destructiva» dirigida al «desmantelamiento total» de los Acuerdos de paz de Minsk y de lo acordado en las reuniones en el formato de Normandía (Ucrania, Rusia, Francia y Alemania).

En ese sentido, expresó su «seria preocupación por las acciones provocadoras de Kiev contra el Donbás», escenario desde 2014 de un conflicto armado entre el Ejército ucraniano y las milicias prorrusas de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

Moscú acusa a Kiev de querer recuperar por la fuerza los territorios controlados por los prorrusos, algo que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha negado rotundamente.

Putin insistió en que el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk de 2015 es «la base indiscutible para una solución pacífica» para el conflicto.

Según la nota, ambos mandatarios encargaron a sus equipos que entablen consultas «sustanciales» sobre esos «delicados asuntos».

Putin también reprochó a su colega que EEUU limite desde hace cinco años la labor de los diplomáticos rusos en territorio estadounidense, por lo que propuso retirar todas las trabas al trabajo de las legaciones, lo que contribuiría a la normalización de las «insatisfactorias» relaciones.

En el plano internacional, expresaron su esperanza de que las negociaciones sobre el programa nuclear iraní reanudadas recientemente en Viena permitan lograr una solución aceptable para todas las partes.

Hace tres años, cuando Donald Trump era jefe de la Casa Blanca, EEUU abandonó unilateralmente el pacto nuclear con Teherán, al que volvió a imponer sanciones.

«Los presidentes manifestaron su opinión de que teniendo en cuenta su especial responsabilidad por el mantenimiento de la seguridad y estabilidad internacionales, Rusia y EEUU continuarán el diálogo», señala.

Fuente: EFE

Artículos relacionados