lunes, mayo 27, 2024
lunes, mayo 27, 2024

Barcelona conmemora el quinto aniversario de los atentados del 17A entre las denuncias de las víctimas y el boicot independentista

El pasado mes de julio la Audiencia Nacional condenó a los responsables supervivientes a penas de 43, 36 y 8 años de cárcel

Los representantes de las instituciones han cedido este miércoles el protagonismo a las víctimas en un emotivo y tenso acto en Barcelona para conmemorar el quinto aniversario de los atentados del 17A, en el que decenas de personas situadas en los alrededores han roto el silencio al grito de «queremos la verdad» y han abucheado a los políticos.

Con todo el protagonismo para las víctimas, en el acto, celebrado frente al mosaico de Miró en Las Ramblas, en segunda fila se han situado los representantes institucionales, encabezados por el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, los ministros Miquel Iceta y Raquel Sánchez, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Antes, durante y después de que se celebrara el acto, decenas de personas concentradas en los alrededores han abucheado a los representantes políticos y han gritado «queremos la verdad», «vergüenza» y «vosotros, fascistas, sois los terroristas», mientras mostraban pancartas con lemas como «Reclamamos explicaciones», hasta el punto de que algunos de los concentrados han roto incluso el minuto de silencio gritando: «España es un estado asesino, queremos la verdad, hipócritas».

Además, como cada año, la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), la Plataforma 17A y Politeia se han desmarcado del acto institucional y han convocado un homenaje a las víctimas a las 11:30 horas en la Rambla de Canaletas. También este año la plataforma ciudadana «17A exigimos responsabilidades», del entorno independentista, ha convocado una protesta a las 12:00 horas ante la sede de la Comisión Europea en Barcelona, en la que con diferentes lemas denuncian: «Estado español y CNI, responsables», «Generalitat, inoperante», «Basta ya de impunidad».

En Cambrils (Tarragona), el recuerdo a las víctimas se llevará a cabo el jueves ante el Memorial por la Paz, justo en el punto en que la madrugada del 18 de agosto de 2017 se perpetró el ataque que acabó con un muerto, siete heridos y cinco terroristas abatidos, pocas horas después del atentado de las Ramblas de Barcelona.

Cinco años del 17A

Younes Abouyaaqoub, un joven de 22 años y vecino de Ripoll (Girona), fue quien causó el terror en Barcelona cuando hacia las cinco de la tarde del 17 de agosto de 2017 embistió con una furgoneta a decenas de personas que paseaban por las Ramblas, en un recorrido de 650 metros entre plaza de Cataluña y el mosaico de Miró frente al Liceu, en el que mató a 13 personas y lesionó a más de un centenar, una de las cuales murió semanas después en el hospital.

El joven terrorista abandonó la furgoneta, huyó a pie por el mercado de la Boqueria y cruzó andando Barcelona hasta la zona universitaria, donde a las 18:15 horas abordó a un joven que iba a aparcar su coche, le mató a puñaladas, lo colocó en los asientos traseros y logró escapar de un control de los Mossos en la salida de la capital catalana por la Diagonal.

Posteriormente, hacia las tres de la madrugada, cinco terroristas arrollaron con un turismo a varias personas en Cambrils (Tarragona) -causando un muerto y media decena de heridos- y emprendieron una fuga a pie por el paseo marítimo, mostrando chalecos con explosivos que resultaron ser simulados, hasta que fueron abatidos, cuatro de ellos por un mismo mosso.

Tras cuatro días de fuga, los Mossos localizaron finalmente, gracias a la colaboración ciudadana, a Abuyaaqoub escondido en un viñedo de Subirats (Barcelona) y lo abatieron cuando gritaba «Alá es grande» y se abría la camisa para mostrar un cinturón que parecía llevar cargas explosivas, aunque resultó ser falso.

Los terroristas habían tenido que improvisar y actuar a la desesperada después de la explosión, la noche antes, de la casa de Alcanar (Tarragona) donde preparaban explosivos, en la que murió el imán Abdelbaki Es Satty, que había captado y radicalizado a los miembros de la célula.

La sentencia

La Audiencia Nacional ratificó el pasado mes de julio los aspectos más relevantes de la sentencia en la que el pasado año condenó a tres supervivientes de la célula y en la que admitió que las víctimas han sido «las grandes olvidadas» durante la instrucción de esta causa.

Tras una pequeña reducción de las condenas iniciales por una cuestión técnica, la Audiencia ha impuesto finalmente 43 años de cárcel a Mohamed Houli, quien resultó herido en la explosión en Alcanar; 36 años a Driss Oukabir, quien alquiló la furgoneta de Las Ramblas; y ocho años a Said Ben Iazza por colaboración ya que prestó su documentación y una furgoneta para comprar y transportar explosivos.

A Houli y Oukabir la Audiencia no les ha condenado como coautores de los 16 asesinatos cometidos por el resto de la célula terrorista, como pedían las acusaciones, al considerar que no tuvieron conocimiento ni participaron en las acciones terroristas.

Las víctimas denuncian el «trato nulo» de Interior

La Unidad de Atención y Valoración a Afectados por Terrorismo (UAVAT) ha denunciado el «trato nulo» del Ministerio del Interior hacia las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils (Tarragona), a las que según esta asociación no ha informado ni asesorado en ningún momento.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, el asesor de la UAVAT Roberto Manrique ha subrayado que el Ministerio del Interior tiene la «obligación legal de poner todos los conductos para informar y asesorar a las víctimas» pero que, sin embargo, «no lo ha hecho». «El trato de la administración, sobre todo de la administración competente que es el Ministerio del Interior, ha sido nulo», ha señalado Manrique.

En este sentido, ha asegurado que la primera llamada que recibió la «inmensa mayoría» de las víctimas de estos atentados fue la de sus abogados y no de la administración: «Ni una llamada para saber cómo están las víctimas, ni una carta, ni siquiera después de la sentencia. (…) No han estado de nuestro lado», ha agregado.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores