viernes, agosto 19, 2022

Ayuso recurrirá ante el Constitucional cualquier intento del Gobierno por subir impuestos en Madrid

La región capitalina tiene algunos de los impuestos más bajos de España, lo que no impide que sea la que más contribuye a la recaudación del Estado

La Comunidad de Madrid, presidida por Isabel Díaz Ayuso, recurrirá al Tribunal Constitucional si el Gobierno le obliga a subir impuestos. La decisión del Ejecutivo regional llega después de que el Gobierno de Pedro Sánchez llegara la semana pasada a un acuerdo con ERC para lograr el apoyo de los nacionalistas catalanes a los Presupuestos Generales del Estado. Los republicanos, a cambio de su ‘sí’ a las cuentas públicas, exigieron una «armonización fiscal» de Madrid con respecto al resto de autonomías y su portavoz adjunto en el Congreso, Gabriel Rufián, acusó a la región capitalina de ser un «paraíso fiscal».

La respuesta de la presidenta madrileña, Díaz Ayuso, no se hizo esperar y señaló que se convertiría en «la peor pesadilla de quien se atreva a tocar el bolsillo de los madrileños«. Esta promesa llegaría a sus últimas consecuencias con ese posible recurso al Tribunal Constitucional. En concreto, desde el Gobierno regional defienden que el artículo 165 de la Carta Magna establece la «autonomía financiera» de las autonomías para el «desarrollo y ejecución de sus competencias».

El sistema fiscal de Madrid incluye una bonificación del 100% sobre el impuesto de patrimonio y del 99% sobre el de sucesiones. Además, en Madrid rige el tipo mínimo del tramo autonómico del IRPF. A pesar de ello, la región liderada por Ayuso es la que más contribuye al esfuerzo recaudatorio del Estado y la que más aporta a la caja común de las autonomías.

En este sentido, Ayuso reprochó este jueves a Sánchez que pretenda «equivocar a la opinión pública» al decir que las rebajas y bonificaciones fiscales de la Comunidad de Madrid le pueden «enfrentar a otras autonomías que no han seguido el mismo camino». «No va a enfrentarme a otras comunidades autónomas del mismo signo político —dijo en alusión a otras regiones gobernadas por el PP— porque todas queremos rebajas fiscales, alivio fiscal, menos trabas burocráticas y ayudar a los empresarios y a los emprendedores«, añadió.

Por su parte, el Gobierno pretende seguir adelante con la armonización tributaria una vez que se aprueben los Presupuestos. Lo hará aprovechando la reforma del sistema de financiación autonómica, que rige desde 2009. El nuevo modelo limitaría la capacidad normativa de las regiones, entre ellas Madrid, y se traduciría en una subida de impuestos en la comunidad gobernada por Ayuso.

Artículos relacionados