miércoles, agosto 10, 2022

Ayuso aprueba «la mayor bajada de impuestos de la historia de Madrid»: rebaja de 0,5 puntos del IRPF y supresión de impuestos propios

Los 3,3 millones de contribuyentes madrileños se beneficiarían de esta medida en la campaña de la renta de 2022, que supondría un ahorro de más de 300 millones de euros

La Comunidad de Madrid ha aprobado este miércoles la rebaja de 0,5 puntos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en todos los tramos autonómicos, así como la supresión de todos los tributos propios: el impuesto sobre la instalación de máquinas recreativas, al de depósito de residuos y el aplicado sobre actividades económicas.

Así lo ha anunciado la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, acompañada por el consejero de Economía y Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, y el portavoz del Ejecutivo autonómico, Enrique Ossorio, flanqueada por todos los consejeros.

El Gobierno regional enviará a la Asamblea de Madrid estos dos proyectos de ley para su aprobación definitiva y su entrada en vigor el 1 de enero de 2022, aunque sería aplicable en la declaración de la renta de 2023.

Para poder aprobar esta rebaja de impuestos y de supresión de tributos propios, Ayuso necesita el apoyo de Vox para su aprobación definitiva en el Parlamento madrileño, unas negociaciones que están produciéndose «en paralelo» junto a la de los presupuestos regionales de 2022.

Ayuso ha subrayado que esta rebaja fiscal supone «la mayor bajada de impuestos de la historia de la Comunidad de Madrid», continuando la senda de reducción de impuestos del Gobierno madrileño, y que supondrá un ahorro de más de 334 millones de euros, con mayor impacto entre las rentas más bajas, de más de un 5,5 %, mientras las rentas más altas se estima que será del 2,4 %.

Los 3,3 millones de contribuyentes madrileños se beneficiarían de esta medida en la campaña de la renta de 2022, que supondría un ahorro de más de 300 millones de euros, con mayor impacto entre las rentas más bajas, de más de un 5,5 %, mientras las rentas más altas se estima que será del 2,4 %.

Con esta rebaja fiscal, un contribuyente soltero, sin hijos con una renta bruta de 20.000 euros anuales, obtendrá un ahorro del 5%, si su retribución bruta es de 32.000 euros tendrá un impacto del 4,35 % y si fuese de 60.000 euros, del 3,42 %, según datos del Ejecutivo autonómico.

Ayuso ha destacado que los trabajadores madrileños tendrán el menor tipo de España para el tramo más bajo del impuesto sobre la renta, un 8,5%, y también para el más elevado, un 20,5%.

Así, ha explicado que el 77% de los beneficiados serán personas con sueldos por debajo de la media, y ha citado como ejemplo que un madrileño ahorrará 476 euros más anuales que un contribuyente aragonés, 466 más que un catalán o 448 más que un balear.

Y ha precisado que esta rebaja de impuestos está permitida por la Ley de Financiación y todas las comunidades autónomas «pueden hacer lo mismo pero algunas deciden subir y nosotros hemos optado por el camino contrario».

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel