miércoles, mayo 22, 2024
miércoles, mayo 22, 2024

Alto voltaje en el primer encuentro entre la Administración Biden y China

La conversación entre representantes de las dos principales potencias mundiales subió rápidamente de tono

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, inició este jueves en Anchorage (Alaska) su primer contacto oficial con China, con un agrio intercambio de dimes y diretes entre los representantes de ambas potencias mundiales.

Al encuentro han acudido por parte estadounidense el secretario de Estado, Antony Blinken, y el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan; y por el lado chino, el responsable del Partido Comunista de China (PCCh) para Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, y el jefe de la diplomacia, Wang Yi.

Según la prensa que acompaña a los estadounidenses, la tensión comenzó nada más iniciarse el encuentro, delante de los periodistas y cámaras de televisión a los que solo se les permitió acceder al principio.

Bliken comenzó afirmando que Washington está tratando de repeler las prácticas chinas, porque «tener fuerza no es lo mismo que tener razón» y criticó a Pekín por adoptar acciones que «amenazan el orden (mundial) basado en normas, que mantiene la estabilidad global».

EE.UU. critica a China…

Asimismo, el titular de Exteriores avanzó a sus interlocutores chinos su intención de hablar sobre los ciberataques, la situación en la provincia noroccidental de Xinjiang, Hong Kong y Taiwán.

Por su parte, Sullivan aseguró que EE.UU. no busca un conflicto con China, pero que da la bienvenida a la «competición». Estas declaraciones parece que no gustaron a los representantes chinos, ya que Yang respondió con dureza durante 18 minutos a los estadounidenses.

«No creemos en las invasiones con el uso de la fuerza, el derrocamiento de otros regímenes y las masacres de personas de otros países», subrayó el responsable chino en responsable a la política norteamericana en la arena internacional, quien además opinó que es importante que EE.UU. cambie su imagen.

«Mucha gente en EE.UU. tiene poca confianza en la democracia de EE.UU.», se despachó Yang, de acuerdo al corresponsal de la cadena de televisión pública estadounidense PBS.

… y Pekín contraataca

El funcionario chino habló entonces de los ciberataques para arremeter contra los estadounidenses: «Tanto si es por la capacidad de lanzar ciberataques como si es por las tecnologías que puede desplegar, EE.UU. es el campeón (…) No pueden culpar de ese problema a otro».

Ante estas palabras, Blinken respondió desafiante que «nunca es bueno apostar contra EE.UU», a lo que Sullivan apostilló refiriéndose a China: «Un país seguro de sí mismo es capaz de analizar detenidamente sus propias deficiencias y buscar constantemente mejorar».

Blinken calentó el ambiente antes de la reunión

Antes de viajar a Alaska, Blinken ya calentó el ambiente al criticar el comportamiento de China.

«Vemos con claridad el fracaso constante de Pekín para cumplir con sus compromisos, y hablamos sobre cómo el comportamiento agresivo y autoritario de Pekín está desafiando la estabilidad, la seguridad y la prosperidad en el Indo-Pacífico», afirmó el titular de Exteriores estadounidense en declaraciones en Corea del Sur antes de subir al avión que le ha trasladado hasta Anchorage.

Los chinos no tardaron en responder. «No hay lugar para que China se comprometa en asuntos relacionados con la seguridad soberana y los intereses fundamentales, y su determinación y voluntad de salvaguardar sus intereses vitales es inquebrantable», contestó Lijian.

Blinken ha llegado a Alaska tras visitar Japón y Corea del Sur, aliados de EE.UU. en Asia, en un viaje en el que ha estado acompañado por el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

Durante su estancia en Tokio, el Gobierno de EE.UU. y el de Japón emitieron un comunicado conjunto criticando el trato por parte de China de la minoría uigur en la provincia noroccidental de Xinjiang y su «comportamiento desestabilizador» hacia los países vecinos.

Relacionados

spot_img

Colaboradores