martes, agosto 9, 2022

Almeida aprueba los presupuestos de Madrid de la mano de ediles afines a Carmena y sin Vox

La formación liderada por Ortega Smith no ha llegado a un acuerdo con el PP para seguir siendo su socio preferente

El Gobierno de la ciudad de Madrid, liderado por José Luis Martínez-Almeida, ha conseguido aprobar este miércoles, con el rechazo de Más Madrid, PSOE y Vox, el proyecto de presupuestos para 2022 que pactó con los concejales «carmenistas», que ahora se integran en el Grupo Mixto bajo la denominación Recupera Madrid.

En el debate, la oposición ha puesto en duda la validez jurídica de aspectos del acuerdo suscrito entre el Gobierno y el Grupo Mixto, como las subvenciones directas al IBI, en una sesión que ha comenzado tras una hora de receso, solicitado por la oposición, que reclamaba la documentación necesaria sobre el mencionado acuerdo.

Las cuentas, según el alcalde madrileño, son fruto de la capacidad del Ejecutivo de hablar con formaciones de todo tipo, y por su parte, toda la oposición ha vuelto ha censurar las maneras en las que se han negociado y fraguado estos presupuestos, con el apoyo de un grupo al que todos han calificado de «tránsfuga».

Como ya había asegurado que haría, Vox ha rechazado estos presupuestos marcados por la «ultraizquierda», mientras que Más Madrid y PSOE ven, por su parte, que siguen teniendo el sello del partido de Javier Ortega Smith, por lo que creen que son unas cuentas «lesivas».

Se consagra así el viraje en el juego de alianzas del Consistorio de la capital que viene gestándose desde hace meses, resultado de dos procesos independientes pero simultáneos: la creación del Grupo Mixto, con cuatro ediles -ahora tres- que abandonaron Más Madrid; y la fractura en la relación del Gobierno municipal, y más concretamente de Almeida, con Vox.

Esta formación, liderada en la capital por Javier Ortega Smith, fue el sostén del Ejecutivo municipal durante la primera mitad del mandato. En 2019, gracias a un error de cálculo de Más Madrid, bastó su abstención para aprobar los presupuestos del año siguiente, pero en 2020 sí suscribió un acuerdo para respaldar las cuentas del presente ejercicio.

Pero Vox no perdona a Almeida que sacara adelante, precisamente con el apoyo de los cuatro concejales ‘carmenistas’, la reforma de la ordenanza de movilidad sostenible, que actualizó Madrid Central para convertirlo en Distrito Centro, una zona de bajas emisiones sin apenas cambios y con la que Ortega Smith estima que el alcalde incumplió sus compromisos electorales.

Almeida apeló a Vox durante semanas para conminarlo a negociar las cuentas y, ante su persistente rechazo, ha fraguado un pacto ‘in extremis’ con el Grupo Mixto, que opera bajo la marca Recupera Madrid, y donde están quienes fueran primera teniente de alcalde de Carmena (Marta Higueras), su responsable de Desarrollo Urbano (José Manuel Calvo) y su coordinador general de Alcaldía (Luis Cueto).

Para granjearse el apoyo del Grupo Mixto, el Gobierno incorporará a las cuentas una serie de enmiendas que, para la izquierda, son «cosméticas» e irrelevantes en un presupuesto que se diseñó para ser apoyado por Vox, mientras que este partido ve una continuación de las políticas de Carmena.

Entre las medidas figuran nombrar a la escritora recientemente fallecida Almudena Grandes hija predilecta de la ciudad o que los autobuses municipales sean gratis cuando hay altos niveles de contaminación.

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel