miércoles, agosto 10, 2022

Alfonso Fernández Mañueco, investido presidente de Castilla y León con el apoyo de Vox

Mañueco ha sido investido presidente de Castilla y León con 44 votos a favor, 37 en contra y 0 abstenciones

El primer pacto de gobierno en una comunidad autónoma entre el PP y Vox ha hecho que Alfonso Fernández Mañueco se haya convertido en presidente de Castilla y León tres meses y medio después de que rompiese con Ciudadanos y anunciase elecciones anticipadas.

Mañueco ha sido investido con 44 votos a favor, con el apoyo de Vox, 37 en contra y 0 abstenciones. De esos votos a favor, 31 han sido de los procuradores de su partido y 13 de los parlamentarios de Vox.

Por contra, ha recibido los votos negativos a su investidura de los grupos de la oposición, en los que se integran el PSOE, la Unión del Pueblo Leonés (UPL), Soria Ya, Unidas Podemos, Ciudadanos y Por Ávila, quienes han coincidido en su rechazo a un acuerdo entre el PP y Vox que consideran pernicioso para la Comunidad, la primera en alumbrar en España un gobierno de coalición con el partido liderado por Santiago Abascal, presente en buena parte del debate.

El actual presidente ha sido investido tras un debate que ha durado algo más de seis horas y media, en el que ha defendido la bondad de su acuerdo de cogobierno y ha rechazado «lecciones» de la oposición en materia de pactos.

Después de unas arduas semanas de conversaciones con Vox, ambos partidos sellaron un acuerdo de legislatura en torno a «11 ejes y 32 acciones» que otorga la presidencia del Parlamento autonómico a los de Santiago Abascal, además de tres Consejerías -Empleo e Industria, Cultura y Turismo y Agricultura- y la vicepresidencia de la Junta, que recaerá en manos del líder de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo.

Mañueco e Igea se han enzarzado en duras acusaciones y reproches

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP) y el procurador de Cs y exvicepresidente de la Comunidad, Francisco Igea, se han enzarzado esta tarde en duras acusaciones y reproches sobre las causas de las elecciones anticipadas, el actual pacto de los populares con Vox o la fuerza de cada formación tras los comicios del pasado 13 de febrero.

Mañueco ha invitado a Igea a que acepte «su inevitable soledad, su irrelevancia política» tras pasar Cs de los doce procuradores de la anterior legislatura a uno en la actualidad y le ha acusado de traicionar a su socio de gobierno, el PP, «negociando en la anterior legislatura una moción de censura», y también a sus propios compañeros de partido, a los que ha avocado al «precipicio».

El presidente ha calificado a Igea del Macbeth de la política regional, que intentó apuñalar por la espalda a sus socios de legislatura «cegado por una ambición desmedida».

«Se acabó», le ha espetado Mañueco a Igea, a quien ha acusado de, en sus «delirios de grandeza», tirar «por el precipicio» a sus compañeros de partido, y que ahora está «solo e irrelevante», aunque Castilla y León seguirá progresando y creciendo: «Pero usted no estará en esta tarea«, le ha recordado al procurador de Cs.

En su réplica, Igea ha sostenido que no le molestaba la «deshonestidad» de Mañueco y sus falsedades, porque ya se sabe como es, y se conoce «la verdad de lo sucedido», en cuanto a la ruptura del pacto entre el PP y Cs de la anterior legislatura, aunque ha confesado que se ha sentido molesto por los aplausos a lo dicho por Mañueco y contra él, por parte de algunas personas con las que trabajó durante dos años y medio.

Igea ha invitado a Mañueco a que asuma que ha tenido los peores resultados del PP en la Comunidad en porcentaje y escaños y ha criticado el actual acuerdo de gobierno del PP con Vox, «un paso en la peor dirección posible» ya que supone equipararse con la separación entre izquierdas y derechas, entrar en la «sima de los dos bloques», en la política de «trincheras» y de «intolerancia», y de decir «estos son los míos».

«No tiene valor suficiente para dar la mano al otro, ni para decir la verdad. Es un mentiroso patológico, que no se merecen ni sus compañeros de partido, ni esta Comunidad ni su familia«, ha contestado Igea a Mañueco.

Mañueco ha advertido a Igea de que no iba a conseguir «que bajara a la charca infecta y pestilente donde juega» él, a la «altura» del «histrionismo» de Podemos, por lo que a su juicio ambos partidos, con un único parlamentario en esta legislatura «van a ser buenos compañeros de viaje».

Mañueco ha recordado a Igea que «la defensa apasionada es compatible con la educación, el respeto y la debida cortesía parlamentaria», y ha incidido en que él no ha hablado de nada personal, se ha limitado a análisis políticos.

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel