miércoles, diciembre 1, 2021

Alex Saab, el hombre de negocios de Chávez y Maduro, se sienta por fin ante la Justicia de EE.UU.

El régimen chavista teme que el empresario pueda revelar la participación del Gobierno venezolano en una trama de corrupción

El empresario colombovenezolano Alex Saab enfrenta a partir de este lunes a la Justicia de EE.UU. por un caso de lavado de dinero que tiene de trasfondo la información que él pueda y quiera aportar sobre los presuntos vínculos del Gobierno de Nicolás Maduro con ese esquema de corrupción.

Tal es el riesgo que la causa contra Saab supone para el chavismo, que el régimen ha tratado por todos los medios que el empresario no llegase a pisar suelo estadounidense. Tras más de un año retenido en Cabo Verde (África), finalmente el Gobierno de Maduro no ha logrado su propósito y Saab ya ha enfrentado la primera sesión de su juicio.

«Delatar a Maduro»

Saab fue extraditado el sábado pasado, un hecho que celebró este lunes el exilio venezolano, que considera que el empresario puede ser clave para llevar a Maduro y a su cúpula a la Justicia.

«Estoy convencido de que va a delatar a Maduro. Qué sentido tiene sacrificarse por un régimen corrupto si él puede obtener beneficios, él puede tener una condena más baja», dijo a Efe José Colina, presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex).

Por su parte, el opositor Leopoldo López, señaló hace dos semanas que Saab desvelará no solo la corrupción en Venezuela, sino en Irán y Rusia.

Los cargos y el cómplice

La acusación señala que entre noviembre de 2011 y por lo menos septiembre de 2015, Saab y su socio, Álvaro Pulido, que está prófugo, conspiraron con otros para lavar las ganancias de una red de corrupción sustentada en sobornos dirigidos a obtener contratos para realizar proyectos públicos y fraudes al sistema de control de cambio de divisas.

Como resultado del plan, Saab y Pulido transfirieron desde Venezuela, a través de EE.UU., aproximadamente 350 millones de dólares a cuentas que poseían o controlaban en otros países, de acuerdo con la Fiscalía.

En una aparente respuesta a los argumentos de la defensa de Saab que EE.UU. no tiene jurisdicción en este caso, el Departamento de Justicia subrayó en un comunicado que las reuniones para promover el pago de los cohechos se llevaron a cabo en Miami y que Saab y Pulido transfirieron dinero relacionado con el plan a cuentas bancarias en el Distrito Sur de Florida.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados