lunes, agosto 8, 2022

Alemania sale al paso de EE.UU. para que no imponga sanciones al Nord Stream 2

Senadores republicanos quieren forzar que Washington sancione el gasoducto que conecta Moscú con Berlín

La Embajada alemana en Washington ha enviado una carta a un grupo de senadores republicanos que han propuesto sanciones contra la empresa responsable del Nord Stream 2, el controvertido gasoducto que conecta Rusia con el país germano. En la misiva, la delegación berlinesa señala que el proyecto no supone ninguna amenaza para los aliados de Estados Unidos, por lo que piden que no se acometan estas sanciones.

Desde el inicio de las obras, que se completaron el pasado mes de septiembre, Washington ha mirado con recelo el faraónico proyecto que suministrará gas desde Moscú a Berlín, por considerar que Rusia puede usar políticamente la dependencia energética que Alemania tendría del gas ruso.

De hecho el expresidente estadounidense Donald Trump impuso sanciones a Nord Stream 2 AG, la compañía responsable de las obras. Sin embargo, el actual mandatario, Joe Biden, firmó en julio una declaración conjunta con la entonces canciller alemana, Angela Merkel, por la que Washington aceptaba el proyecto a cambio de que Berlín se comprometiera a tomar medidas para que Rusia no utilice el gasoducto como «arma» política, particularmente contra Ucrania.

En este sentido, el documento de la Embajada alemana subraya que Berlín no ha suavizado su política exterior con respecto a Rusia desde la conclusión de las obras del gasoducto; al contrario, sostiene que Alemania «ha enviado fuertes señales a Moscú cuando ha considerado que Rusia infringía el derecho internacional, incluso a costa de aceptar una tensión en las relaciones germano-rusas».

Por eso, concluye la carta, la iniciativa de los senadores republicanos, que enmendarían la Ley de Autorización de Defensa Nacional para obligar a Biden a imponer sanciones, no haría más que «dañar la unidad transatlántica» entre Washington y Berlín.

Artículos relacionados