martes, abril 23, 2024
martes, abril 23, 2024

Alemania, España y Portugal unen fuerzas para impulsar el MidCat: el objetivo, convencer a Francia

El proyecto es que la tubería comenzase suministrando gas para luego ser cauce de hidrógeno verde como impulso de las renovables

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reclamado este viernes junto al canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro de Portugal, António Costa, la «gran importancia» de «acelerar» la «construcción de interconectores energéticos» dentro de la Unión Europea a través del gasoducto MidCat para garantizar «la seguridad del suministro» en la UE.

Sánchez ha viajado a Berlín donde ha mantenido un encuentro con sus homólogos, a una semana de la cumbre de líderes de la UE en Bruselas para decidir sobre medidas de intervención en el mercado energético en cuyo marco se estudia extender la «excepción ibérica» al resto de la UE, mientras que España y Portugal también reivindican recuperar el proyecto de gasoducto MidCat pese a las reservas de Francia.

Tanto Sánchez como Costa se reunirán con el presidente galo, Emmanuel Macron, con el objetivo de vencer su renuencia, antes del próximo Consejo Europeo de los días 20 y 21 de octubre, donde la interconexión gasística será abordada de nuevo.

Scholz ya señaló su apoyo «explícito» al proyecto en la cumbre hispanoalemana de La Coruña del pasado 5 de octubre, en un momento en que su Gobierno está fomentando a marchas forzadas la construcción de infraestructuras que permitan a Alemania independizarse del gas ruso.

En un comunicado conjunto de los Gobiernos de los tres países, han reconocido «la importancia de diversificar las fuentes de energía para garantizar la seguridad del suministro de Europa». En este contexto, han destacado la «gran importancia de acelerar la construcción de interconectores energéticos» dentro de la UE, incluyendo corredores de gas aptos para transportar hidrógeno renovable y, asimismo, han acordado «realizar un seguimiento conjunto de esta cuestión».

Durante el encuentro, los tres mandatarios han coincidido en la importancia de «dar respuestas europeas comunes y urgentes» a «los desafíos derivados de los altos precios de la energía». Por ello, han señalado que el ‘EU Green Deal’ es «esencial para combatir el cambio climático y acelerar la transición hacia una economía libre de CO2 antes de 2050».

Eso conllevaría, han explicado, a la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles mediante la expansión de las energías renovables, lo que «contribuye también de manera decisiva a nuestra seguridad», según el comunicado conjunto. Asimismo, los tres jefes de gobierno han reafirmado su inquebrantable apoyo a Ucrania «durante el tiempo que sea necesario» y han centrado su diálogo en la actual situación de seguridad en Europa ante «la guerra de agresión de Rusia».

Relacionados

spot_img

Colaboradores