sábado, mayo 18, 2024
sábado, mayo 18, 2024

Albares entrega 30 ambulancias en su visita a Kiev y reafirma el apoyo de España a Ucrania

El ministro se encuentra en Kiev en una visita oficial para mantener encuentros institucionales y conocer de cerca los efectos de los ataques rusos en el país

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, garantizó este miércoles el compromiso de España con la reconstrucción de las infraestructuras ucranianas y entregó 30 ambulancias tras una visita a la localidad de Makariv, fuertemente castigada por los bombardeos.

A su regreso de Makariv, a 50 kilómetros de la capital, Albares reafirmó en Kiev el apoyo español a Ucrania en el terreno «político, diplomático y humanitario», así como la ayuda con material militar, y subrayó que las ambulancias contribuirán al futuro del país mediante la atención ginecológica necesaria para algo tan difícil ahora como es la atención para el nacimiento de niños.

En Makariv, el ministro español ha conocido «un pueblo que fue claramente martirizado durante más de un mes, donde la guardería o el hospital están completamente destruidos por los bombardeos».

«Sí, me ha hecho muy feliz saber que alguno de los niños que estaban en esa guardería», algunos de ellos con necesidades especiales, «fueron atendidos en España y están ya felizmente de regreso», precisó Albares.

El jefe de la diplomacia española subrayó asimismo que España contribuirá a defender la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, plenamente consciente de que «en esta guerra hay personas de carne y hueso que sufren todos los días».

Albares se encuentra este miércoles en Kiev en una visita oficial para mantener varios encuentros institucionales y conocer de cerca los efectos que sobre la capital ucraniana tienen los ataques rusos.

El ministro, que llegó a la capital ucraniana por tren tras hacer durante la noche el trayecto que une la ciudad polaca de Pzemyzil con Kiev, tiene previsto mantener en la capital ucraniana un encuentro con su homólogo, Dmytro Kuleba, y con el primer ministro, Denýs Shmyhal.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores