martes, abril 23, 2024
martes, abril 23, 2024

Albares aboga por trabajar con los talibanes con el fin de «prestar ayuda humanitaria» a la población afgana

El ministro aseguró que los países deberían «colaborar con ellos para intentar crear un espacio para los niños y niñas y para el respeto de sus derechos humanos»

El ministro español de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, apoyó este sábado trabajar con los talibanes en Afganistán para prestar ayuda humanitaria, contribuir a proteger los derechos humanos de menores y mujeres y para sacar del país a quienes colaboraron con España.

«No deberíamos reconocer a los talibanes pero (…) tenemos que trabajar con ellos y debemos hacerlo en cosas muy concretas. Lo primero es garantizar que la asistencia humanitaria llega en el terreno a la gente indicada y no a los que combaten», declaró Albares en un foro de debate sobre Afganistán en la Conferencia de Seguridad de Múnich (sur de Alemania).

«En segundo lugar deberíamos colaborar con ellos para intentar crear un espacio para los niños y niñas y para el respeto de sus derechos humanos y al mismo tiempo tenemos que trabajar con ellos para sacar del país a nuestros colaboradores», explicó el ministro.

Recordó que España estuvo en Afganistán veinte años «hasta el último día en el que el aeropuerto de Kabul funcionó y conseguimos sacar a cuatro mil (colaboradores) gracias a la ayuda de amigos como Pakistán y Qatar».

El ministro explicó que es necesario trabajar con los talibanes en esos ámbitos y matizó: «eso sí, tenemos que hacerlo con ellos y con nuestros amigos en la región. Quiero destacar el gran papel que Pakistán está teniendo».

«Fui a Islamabad un mes después de la caída del aeropuerto de Kabul y muy rápidamente nuestros amigos paquistaníes nos dijeron, sí vamos a ayudaros a sacar a vuestros colaboradores. Lo mismo con Qatar», dijo Albares.

«Al final simplemente no podemos renunciar a ver que (desaparece) todo lo que hemos construido en veinte años, quiero decir en el sector en el que España estaba haciendo cooperación para el desarrollo se construyeron escuelas para niños y niñas, infraestructuras, la gente tenía acceso a una vida decente, el derecho a la educación aumentó».

«No podemos pensar ahora que eso fue solo un paréntesis en la historia de Afganistán», pidió el ministro.

Agregó que en el ámbito económico «todos somos conscientes de que Afganistán necesita una cierta cantidad de dinero para ser capaz de existir como Estado. El problema es: ¿tenemos a la gente que puede gestionar ese dinero y confiamos en ellos? Hay un consenso que dice que no y ese es el auténtico problema».

Explicó que la cuestión es que sin dinero los niños y niñas en Afganistán no podrán ir a la escuela no porque los talibanes se lo impidan, sino porque no se podrá pagar a los profesores.

«Pero, ¿a los talibanes les importa este aspecto? Yo creo que no. Así que estamos intentando cuadrar el círculo y está siendo imposible«, reconoció el ministro, quien resaltó que además de por Afganistán la ayuda a ese país es importante por su impacto en la región.

«Si Afganistán se desestabiliza Paquistán sufrirá«, advirtió Albares, quien aseguró que » en este momento lo importante es alinearse con Naciones Unidas. Los talibanes no nos dan espacio para nada más. Y tan pronto como haya unas condiciones mínimas de seguridad en Kabul (…) la Unión Europea y todos sus miembros queremos volver, volver ayudar a los afganos, tenemos que volver unidos, casi como una única Embajada».

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores