domingo, noviembre 27, 2022
domingo, noviembre 27, 2022

Al menos 16 muertos y 21 heridos tras un ataque en Burkina Faso

El balance provisional al final de los combates revela que murieron 12 soldados y cuatro voluntarios por la defensa de la patria (VDP), y 21 militares resultaron heridos

Al menos 16 personas –12 soldados y cuatro civiles– murieron este viernes y 21 militares resultaron heridos en un ataque contra un destacamento militar en la región de Centro-Norte de Burkina Faso, informó el Ejército en un comunicado.

«Este viernes 8 de abril de 2022, un complejo ataque tuvo como objetivo el destacamento militar de Namissiguima (provincia de Sanmatenga, región de Centro-Norte) a alrededor de las 05.00 horas (misma GMT)», indicó la Dirección de Comunicación y Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas burkinesas.

«El balance provisional al final de los combates revela que murieron 12 soldados y cuatro voluntarios por la defensa de la patria (VDP) (civiles que participan en la lucha contra los grupos yihadistas en colaboración con las Fuerzas Armadas) y 21 militares resultaron heridos«, agregó.

El comunicado indicó que también se registraron daños materiales y se han desplegado refuerzos para asegurar la zona.

Burkina Faso sufre reiterados ataques yihadistas desde abril de 2015, realizados por grupos ligados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico.

En la noche del pasado lunes al martes, hombres armados no identificados secuestraron a una monja estadounidense que residía desde 2014 en la parroquia de Yalgo, localidad también situada en la provincia de Sanmatenga.

La región de Burkina Faso más golpeada por la inseguridad es la de Sahel (norte), que comparte frontera con Mali y Níger, aunque el yihadismo también se ha expandido a otras áreas vecinas, y, desde 2018, a la región Este del país.

En noviembre de 2021, un ataque contra un puesto de la Gendarmería causó 53 muertos (49 gendarmes y 4 civiles), lo que generó un gran descontento social que se tradujo en fuertes protestas para exigir la dimisión del presidente burkinés, Roch Marc Christian Kaboré.

Unos meses después, el pasado 24 de enero, los militares tomaron el poder en un golpe de Estado –el cuarto en la región de África occidental desde agosto de 2020– y depusieron al presidente.

La inseguridad ha ocasionado que el número de desplazados internos en Burkina Faso ascienda ya a 1,7 millones de personas, según los datos del Gobierno.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores