jueves, febrero 2, 2023
jueves, febrero 2, 2023

Adoptar criptodivisas como moneda de curso legal, ¿sí o no? El FMI responde

Según el FMI, las criptomonedas tienen el potencial de proporcionar pagos más baratos y rápidos, pero «requiere de una inversión significativa»

El Salvador ha sido el primer país en aceptar el bitcoin como moneda de curso legal, un cambio que tendrá lugar a partir del 7 de septiembre, pero ¿qué ventajas e inconvenientes tiene esta decisión? 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha emitido un informe en el que analiza las ventajas e inconvenientes del uso de las criptodivisas, que cada vez están ganando más terreno en el mercado financiero mundial. 

Las criptomonedas tienen el potencial de proporcionar pagos más baratos y rápidos, además, mejoran la inclusión financiera, como también la resistencia y la competencia entre los proveedores de pagos, y facilita las transferencias transfronterizas, según aseguran Tobías Adrián y Rhoda Weeks-Brown, consejeros y directores de diferentes departamentos del FMI.

Pero, no todo es positivo en el mundo de las criptomonedas, y es que adoptar estas monedas digitales como moneda nacional «no es sencillo» aseguran. Este paso «requiere de una inversión significativa, así como decisiones políticas difíciles, como aclarar el papel de los sectores públicos y privados en la provisión y regulación de formas digitales de dinero», explican en su informe. 

«Como moneda nacional, los criptoactivos, incluido el bitcoin, conllevan riesgos sustanciales para la estabilidad macrofinanciera, la integridad financiera, la protección del consumidor y el medio ambiente. Las ventajas de sus tecnologías subyacentes, incluyendo el potencial de servicios financieros más baratos e inclusivos, no deben pasarse por alto», explican en el informe del FMI. 

Como señalábamos, El Salvador ha sido el primer país en adoptar la criptomoneda como moneda de curso legal, por ese motivo, dese el FMI, Adrián y Weeks-Brown aseguran que «algunos países pueden verse tentados por un atajo: adoptar criptoactivos como monedas nacionales. Muchos son realmente seguros, de fácil acceso y económicos para realizar transacciones. Sin embargo, creemos que, en la mayoría de los casos, los riesgos y los costos superan los posibles beneficios«. 

El FMI asegura que hay que ir con cuidado con el valor de las criptomonedas, ya que este «es demasiado volátil y no está relacionado con la economía real», aseguran. 

La criptomoneda como moneda de curso legal 

Si las monedas digitales se adoptan en un país como monedas de curso legal, el FMI asegura que estas «perderían fuerza». Además, según indican, sin medidas eficaces contra el lavado de dinero y el terrorismo, las criptomonedas podrían ser utilizadas para estos fines, como también, para la evasión de impuestos, por lo tanto, quedaría afectado el sistema financiero del país y sus relaciones con otros países y bancos.

Otra cuestión es que, a día de hoy, hay gente que no tiene acceso a internet en sus casas, con lo cual, esto significa que estas personas no podrían acceder a las criptomonedas y, en consecuencia, aseguran desde el FMI, esta moneda digital plantearía problemas sobre equidad e inclusión financiera

Al estar tan expuesta en internet, esta moneda digital también expondría a hogares y empresas a posibles fraudes o ciberataques

Relacionados

spot_img

Colaboradores