sábado, enero 28, 2023
sábado, enero 28, 2023

Adiós al fenómeno de los ‘caucus’ de Iowa: dejará de ser el primer estado en elegir al candidato demócrata a la presidencia

Los estados de Iowa y Nuevo Hampshire concentran una gran atención mediática al ser los primeros en la carrera por la nominación presidencial

El Partido Demócrata de Estados Unidos está trabajando para que Iowa deje de ser el primer estado del país que vote durante el proceso de primarias para elegir candidato a la presidencia cada cuatro años, poniendo así fin a una larga tradición.

Según publicaron los diarios The New York Times y The Washington Post, el aparato del partido, así como el presidente del país, Joe Biden, consideran que Iowa en un estado con una proporción de población blanca demasiado alta y que por tanto no representa la diversidad de los EE.UU. actuales.

Así, los planes de los demócratas pasan porque Carolina del Sur, un estado con mucha más población negra, pase a ser el primer estado en votar en las primarias, al que seguirían Nevada -con gran presencia hispana-, Nuevo Hampshire, Georgia y Michigan.

Iowa y Nuevo Hampshire han sido durante décadas los primeros estados en votar en el proceso de primarias de ambos partidos, lo que les confiere una proyección mediática sin parangón, y hace que los candidatos dediquen enormes cantidades de dinero y de tiempo a hacer campaña en esos estados.

Territorios clave

Tradicionalmente, se considera que ganar en Iowa o en Nuevo Hampshire puede impulsar significativamente las posibilidades de un candidato, particularmente para aquellos menos conocidos. Por ejemplo, en el año 2008 un anónimo senador de Illinois llamado Barack Obama se lanzó a la carrera por la nominación demócrata partiendo con veinte puntos de desventaja sobre la favorita, Hillary Clinton. El futuro presidente consiguió imponerse en los caucus de Iowa, lo que dio un impulso decisivo a su candidatura.

Por el contrario, un mal resultado Iowa o Nuevo Hampshire puede llegar a suponer tener que abandonar la carrera presidencial. Aun así, las excepciones son numerosas, puesto que el propio Biden no ganó en ninguno de los dos estados en 2020 y su antecesor en la presidencia de EE.UU., Donald Trump, se impuso únicamente en Nuevo Hampshire en las primarias republicanas de 2016.

Nada indica que los republicanos, por su parte, vayan a seguir los mismo pasos, de manera que se espera que mantengan a Iowa en primer lugar, aprovechando además el hecho de en los últimos años este estado rural del centro de EE.UU. ha virado a posiciones cada vez más conservadoras.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores